¿Cómo consumir marihuana terapéutica? (II) Vaporización

Vaporizacioon-cannabis-medicinal

En nuestro primer post de la serie de artículos sobre cómo consumir marihuana terapéutica ya os explicamos que fumar no es el método más aconsejable, sino que existen alternativas mucho más sanas y recomendables: la ingestión, la vaporización y el uso tópico.

Si en aquel post profundizamos sobre el método de la ingestión, hoy hablaremos en detalle sobre el consumo mediante la evaporación con vaporizador.

Vaporización

El consumo de cannabis mediante la vaporización es cada vez más popular puesto que ofrece grandes ventajas sobre otras alternativas.

Este método consiste en utilizar un vaporizador para calentar la dosis de marihuana que se desea consumir hasta los 150º – 220º, rango de temperaturas en las que se produce la volatización de los distintos cannabinoides y pueden ser inhalados. En función del cannabinoide que se desee consumir la temperatura será una u otra. Por ejemplo, el THC se evapora alrededor de los 157º, el CBN a los 185º, el CDB entre los 187-190º,… en el caso de desear consumir todas las sustancias activas se podrá llegar a una temperatura máxima de 220º, controlando que no se llegue a quemar la materia vegetal.

Se trata de un método muy eficiente puesto que se llegan a absorber entre el 95% y 100% de los principios activos. Además, con este sistema no se llega a quemar el producto con lo que, al no producirse la combustión, el vapor que se inhala no es tóxico ya que no se llegan a liberar sustancias nocivas.

Una de las principales ventajas que nos ofrece la vaporización es la rapidez con la que se notan los efectos. Ello permite que el paciente pueda valorar, después de cada inhalación, si ya ha conseguido el efecto deseado o debe seguir inhalando.

En el mercado hay varias modalidades de vaporizadores: portátiles para su uso fuera de casa, de mesa, digitales, analógicos, los que nos ofrecen un sistema de calentamiento por convección, los que lo hacen por conducción de calor, … Muchos de ellos permiten regular la temperatura fácilmente, pudiéndose seleccionar los rangos que se desean para evaporar los cannabinoides concretos que te vayan mejor para resolver tu dolencia. En función de tus necesidades, gustos y presupuesto elegirás uno u otro.

Actualmente, la vaporización se considera el método mas seguro y menos dañino.

Fuentes: cannabisconciente.com / cannabismagazine.es
Imprime o comparte en:Print this pageEmail this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *