Cannabis medicinal para tratar enfermedades raras (I)

cannabis enfermedades raras

Las enfermedades raras son aquellas que tienen una baja incidencia en la población. Una enfermedad es considerara rara cuando afecta, concretamente, a menos de 5 de cada 10.000 habitantes.

Sin embargo, este tipo de patologías, aun y ser poco frecuentes, afectan a un gran número de personas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen cerca de 7.000 enfermedades raras que afectan al 7% de la población mundial. En total, se estima que en España existen más de 3 millones de personas con enfermedades poco frecuentes.

Las enfermedades raras son un problema sociosanitario de primera magnitud. La baja prevalencia conlleva que haya pocos profesionales especializados en ellas y que los recursos destinados a la investigación de las mismas sean escasos. Al final, esto se traduce en la escasez de tratamientos cosa que repercute directamente en la calidad de vida tanto de los afectados como de sus familiares, especialmente en los casos de enfermedad discapacitante.

De todas las enfermedades raras existentes hay, al menos 10, en las que el tratamiento con marihuana medicinal parece que ayuda a mejorar la sintomatología. Os las detallamos en este y en el siguiente post.

Complejo de esclerosis tuberosa (CET)

Trastorno genético que causa tumores benignos en el cerebro, ojos y demás órganos vitales. Generalmente se diagnostica en la infancia y afecta entre 10 y 16 personas por cada 100.000.

Entre otros síntomas, el CET puede causar autismo, epilepsia, retraso del desarrollo y problemas de conducta.

En estos casos se ha observado que la marihuana medicinal, especialmente el CBD, resulta muy útil para gestionar los ataques epilépticos producidos por la enfermedad.

Enfermedad mitocondrial

Se trata de un grupo de trastornos genéticos que afectan a las mitocondrias, los “motores” de las células que les suministran energía. Se calcula que afecta alrededor de 11-12 personas de cada 100.000 y se suele diagnosticar antes de los 10 años de edad.

Esta enfermedad provoca daños neurológicos, crisis convulsivas, dolor crónico, debilidad muscular, problemas de audición y visión, problemas de aprendizaje, síndrome de disfunción multiorgánica y trastornos respiratorios.

Los pacientes que se han sometido a un tratamiento con marihuana afirman que el aceite de cannabis mejora notablemente la gestión de las crisis y alivia el dolor crónico.

Enfermedad de Behçet

Un trastorno autoinmune en el que el sistema inmune ataca los vasos sanguíneos sanos, causando inflamación. En los lugares en los que dicha enfermedad es más común se da en 80-300 personas por cada 100.000, siendo Turquía el país más afectado.

La enfermedad de Behçet (EB) puede causar lesiones en la piel y en los genitales, inflamación de las articulaciones, dolor crónico, inflamación en el cerebro, coágulos de sangre, y aneurismas. No se le conoce cura, pero se sabe que los fármacos antiinflamatorios pueden proporcionar cierto alivio, y también se utilizan fármacos inmunosupresores.

En este sentido, varios cannabinoides, entre ellos el THC y el CBD, son conocidos por su efecto antiinflamatorio, y algunos enfermos han informado de alivio subjetivo de los síntomas cuando consumen cannabis.

Neuromielitis óptica (enfermedad de Devic)

Otra enfermedad autoinmune rara que causa inflamación recurrente y la desmielinización del nervio óptico y de la médula espinal. Se da en 1-2 personas por cada 100.000.

La neuromielitis óptica (NMO) causa la pérdida permanente de la visión y la función de la médula espinal; esta última puede producir debilidad muscular, falta de coordinación y de control del intestino/vejiga, además de pérdida de sensibilidad.

En los casos de NMO el cannabis puede ayudar a reducir el dolor, la sensibilidad y a prevenir la hiperalgesia.

Miastenia gravis

Una enfermedad autoinmune que padecen entre 5 – 20 personas por cada 100.000 y que causa debilidad progresiva de los músculos.

Los principales signos y síntomas de miastenia gravis (MG) incluyen párpados caídos y parálisis faciales, dificultad para masticar, tragar y hablar, y dificultad respiratoria. La MG está causada por anticuerpos que bloquean la transmisión normal de la acetilcolina, el neurotransmisor responsable de coordinar los impulsos nerviosos con el movimiento muscular. No existe cura para la MG, pero algunos medicamentos anticolinesterásicos pueden tener algún efecto.

Varios estudios han demostrado la capacidad del THC, CBD y de otros cannabinoides para inhibir la acetilcolinesterasa y reducir el ritmo de degradación de la acetilcolina.

Fuente: http://www.canna.es/

 

Imprime o comparte en:Print this page
Print
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *